Gorgorito y sus aventuras, al llegar “Las Cruces de Mayo”

Como cada año, al dar inicio por estas fechas la llegada de la Primavera y las tradicionales Fiestas de “Las Cruces de Mayo”. Las cuales y como igualmente ocurre en otros municipios y lugares de España, siendo adornadas con las mejores y diferentes flores,  joyas… Venerándolas de esta manera y dando por tanto al inicio estacional.

Fechas éstas que me evocan ternura y recuerdos de la mano de unos simpáticos y alegres personajes, conocidos como “Gorgorito y sus Amigos”.

Encargados durante estos días especialmente y en momentos puntuales también del año, y ubicados desde hace más de 60 en el emblemático y querido por todos/as los chicharreros, Parque García Sanabria (remodelado y ampliado hace unos cuatro años…) y junto al espectacular y cuidado por todos Reloj de Flores (creo que único en España).

Pasando jornadas verdaderamente ilustres e inolvidables en compañía de generación tras generación.
Y a pesar no haberlos visto en directo en ocasión alguna. Me quedo con las historias que siempre al verles por algún medio, mi madre me contaba, cómo, cuando ella en su infancia los vivió. Momentos aquellos esperados con ansias y con la inocencia que sólo un niño/a es capaz de no perder por más protocolos y ataduras…

Entre tanto ya sean sentados o de pie; todos se agrupan no sin ansias frente al telón; por el que a la hora fijada hará su aparición -Gorgorito- protagonista principal de cada una de las historias y aventuras, que en forma de cuentos, aventuras, y acompañada de canciones, comenzarán entonces a encadenarse  una tras otra.

Entre imágenes y comentarios de hoy,  Padres y abuelos, que disfrutan tanto del espectáculo como los propios pequeñ@s me permiten pueda hacerme una pequeña idea de cuáles pueden ser los sentimientos que relucen.

La sensación, miradas y risas, hacen que seguro más de uno, reviva su infancia, tal cual, por unos instantes.

Gorgorito, se ha convertido en todo un símbolo y tradición para compartir historias y recuerdos ; no pudiendo faltar a su cita anual con tod@s.

Gorgorito con su estaca

Gorgorito con la Estaca

La imagen y su esencia, no han cambiado con los años; aunque sí, sus historias y aventuras que se han ido sumando de aquel y muy pronto aún joven sesentañero Gorgorito. Además del nacimiento de algún que otro personaje e historias…

En compañía por supuesto, por todo instante, por su amiga la –Princesa Rosalinda-, quien lo acompañará a hacer frente junto a sus amigos, a los infinitos obstáculos que interponen en su camino, la malvada –Bruja Ciriaca-. Siempre intentando hacerle las cosas difíciles a Gorgorito; entre otros personajes.

Es tal la interrelación y ambiente mágico que se crea en el lugar, que todo el mundo participa a cada compás y aventura que van produciéndose: Sin prestar atención a edades…

Los niños, en comunión con los personajes, se convierten en uno más. Avisando y ayudando al transcurrir de las aventuras a Gorgorito…

Una veces, advierten; ¡Gorgorito! ¡Gorgorito!…! ¡Cuidado….!
Otras, indican por dónde está la Bruja Ciriaca; ¡Por allí…! ¡Por allí…!
Otras, dónde se esconden los malos; ¡Detrás de la cortina!
Y otras, hasta tararear canciones

También lo acompañan para crearle trampas y trastadas a la Bruja Ciriaca y a Dienteslargos; compañero éste de las malas intenciones de la Bruja. A las que Gorgorito se defiende tanto a él como a sus fieles amigos con su estaca; resonando ésta en la cabeza de la bruja y los malos; entre la algarabía y colaboración “infantil”. Las carcajadas y susurros, se convierten en inevitables…

Una Sucesión de aventuras. Tanto, que el tiempo parece se esfuma entre letra y letra. Queriendo más al acabar la función. ¡¡Ya!! -dicen todos/as al acabar-.

Y así, un sinfín de situaciones que hacen que los muñecos cobren vida, y quienes los ven, se llenen de ella.

La atracción por estos personajes y aventuras en general, la llevo desde siempre.  Pues, siempre me ha gustado el teatro, musicales, titiriteros, etc.

Y cada vez se hace referencia a los titiriteros, esto me hace recordar cómo no a muchos años (aún soy joven ;)) cogía las bolsitas de papel canelas; para a posteriori en casa hacer con ella mis marionetas…

Quizás por eso evoco y recuerdo estos días, aún sin haber visto en ocasión alguna a Gorgorito, Rosalinda, etcétera. O cuando hablan de titiriteros; pienso en alguno de ellos, pudieron haber formado parte de los que yo imaginaba y creaba.

Sólo que en otro contexto, formas y aventuras… Pero lo que al final, me satisface es saber, que sintiendo lo que siento al hablar de ello es esa inocencia, y ganas de descubrir e imaginar que aún sigo teniendo, como aquella pequeñita que remodelaba y corteaba las bolsas…

Pudiendo haber formado Gorgorito y Rosalinda, parte de alguno de los que yo imaginé u creé…

Ése creo, es el embrujo de la inocencia que todos llevamos dentro y que nunca perdemos. Aunque creamos que sí… Sólo hay que dejarnos llevar. Todos tenemos un Gorgorito una Rosalinda e incluso alguno puede ser Dienteslargos…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: