¿Traje con Capacidad de Simular la Edad?

Los cambios a los que son sometidos incontrolada e irremediablemente nuestro sistema músculo-esquelético, con el transcurso de los años. Se ve manifiestamente ante la aparición encadenada de síntomas y efectos, en las capacidades y aptitudes generales, a la hora de una continuada y normalización en el desarrollo de la vida.

Síntomas, con protagonismos éstos entre las principales carencias que van siendo evidentes a medida se adquiere edad (me abstengo decir mayores o viejos, puesto no entiendo la edad como síntoma de menosprecio, negación u índice de imposibilidad, etc. La edad, la asocio a ganas de continuación en inquietudes, ilusión, motivación.
Hay mayores que parecen chavales: Con su agilidad y pericia. No siendo únicamente posible en nosotros, los más jóvenes. Conocidos como -“La Nueva Generación”-; sino en aquellas personas con edades a respetar.

No únicamente y como suele decirse en la urbe –por peinar canas-; sino, por la experiencia adquirida a lo vivido.

Es causa y originen de esas manifestaciones en decadencia en el cuerpo; por las que unos 200 profesionales y de atención en el ámbito sanitario general y, extremeños, más concretamente en esta ocasión y de la Residencia San Amalia, en Badajoz; han querido hacer tan bueno como práctico el dicho de –ponerse en la piel del otr@-.

Haciendo para ello; como suyos temporalmente el innovador, Traje Simulador de Edad.
El cual, se encuentra promovido mismamente por la Universidad Extremeña, y, bajo estrecha colaboración con el Instituto Alemán Am Oscerholz, de Stockach (Alemania) Ambos promotores y propulsores de dicho invento.

Con dicha indumentaria y a través de unos accesorios adicionales sujetos al cuerpo y principales articulaciones, hagan acopio de la intensidad y sensación de las señales emitidas por el cuerpo ante su colocación; para la posterior manifestación de información.

La misma, no se verá reflejada a través de gráficos, ni similares. Vendrá dada, mediante los de cansancio, dificultad en la visión (distorsión de figuras), audición, etcétera; y, que sentirá la persona con el traje puesto.

Sensaciones que podrán percibir en primera persona, durante los próximos 6 meses. Tiempo previsto para la duración del proyecto. Según informaron, Teresa Gómez Carroza, doctora en Psicología y la diplomada en Enfermería Carmen Vallejo.

Lo que si parece, y visto el resultado comparativo entre un usuario con “carencias naturales”, ante otro en óptimas facultades”. Manifiesta que éste último, al transcurso de los aproximados 12 minutos (tiempo recomendado, dedicado y efectivo para comprobar tales efectos) de los 30 estimados en los que consiste el test, acabará sintiendo igual reducción en sus capacidades.
Y donde, algo tan habitual y sencillo como, “subir un escalón” y, que sin traje rebasaría con facilidad, el esfuerzo se hace patente.

Igualmente ocurrirá ante la lectura, entre otras de prácticas cotidianas y habituales.

La vestimenta, sólo de verla impresiona. Cuenta con un peso de unos aproximadamente, 6 kilos y medio.

Su diseño; es como si fuésemos al mismo discovery e ir a la Luna, con el amigo Japonés, Noguchi (fotógraforedactor, espacial).

Consta de 2 piezas principales:

* Cuerpo: – Chaquetón.
– Mono.

* Cabeza: – Casco u Capucha.
Otros accesorios que lo complementan y confeccionados en material de neopreno:

* Manos: Guantes de algodón.

* Oídos: Auriculares.

* Lumbares: Fajines (los alojados al Tronco).

* Piernas: – Coderas.
– Rodilleras.

Si los estudios que actualmente se desempeñan sobre el mismo, terminasen con resultados fiables, positivos y mínimamente concluyentes, creo puede convertirse éste, en un referente hacia la partida para una creciente mejora a la confección y creación de múltiples elementos, de manejos cotidianos.

Proporcionando llegada la hora de la verdad, ese desarrollo dependiente, y, esencial en el movimiento, desenvolvimiento, que todos deseamos tener; y mucho menos perder.

Así, como una mayor calidad, comprensión y metodología, para la hora de pautar al usuario, con conocimiento de hecho-efectos, en lo que al profesional concierne.

Aún entiendo se trata de un prototipo de estudio; echo en falta algo más de información técnica y características en general. Junto a otras referencias de pruebas.

Así como el futuro al que se verá anegado; tanto el proyecto, como la vestimenta. Es decir, transcurridos estos 6 meses. ¿Se acabará la posibilidad de constatar por otros usuarios, centros…? ¿Pasará al baúl del olvido? ¿Proseguirán los estudios? ¿Qué valor e utilización, se darán a los test formulados a los profesionales una vez concluida su experiencia?

¿¡Los resultados a tal aprehensión, pueden tener su origen al ver su estructura!?

¿Es posible desde un estilismo astronauta shopper, asustar, al tan sabio sistema músculo-esquelético humano, para saber cómo vamos creciendo juntos?…😉

…Sólo el tiempo lo dirá.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: