Jornada Internacional de la Solidaridad

A finales de 2000, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), proclamó que en tal día como el de hoy celebrásemos el Día Internacional de la Solidaridad.

Con un único fin.

-Promover y fortalecer los ideales de solidaridad en y entre las naciones, los pueblos y los individuos.-

A pesar no ser partidaria de dedicar un día para cada cosa u causa. Pues, el mañana no hace diferente a la persona del hoy.
He querido recogerlo; porque es un momento en que he sentido debía publicarlo.

A mí, me gusta más hablar de la significación que conlleva la palabra solidaridad, que el uso que cada uno haga de ella e independientemente de para que la use… Solidaridad laboral, promocional, judicial, etcétera, etcétera. Esto no es solidaridad, esto es un abuso del uso de la solidaridad.

El ser solidario, no va acompañado en la realización de grandes gestas ni hazañas. Cada uno entre nuestras posibilidades puede si queremos serlo, por increíble o chistoso pueda resultar.

Cierto, no podemos llegar a todo el mundo, por más que queramos, pero sí, en ese pedacito de espacio en el que nos movemos a diario; podemos ofrecer mucha, mucha solidaridad. Por poca que a nosotros pueda lucirnos.

Solidario se es con: Una sonrisa, respetando, un gesto cómplice, dando una buena palabra, comprometiéndonos sinceramente, ofreciendo una mano a quien lo pide aún sólo sea con la mirada,  ilusionando, etcétera, etcétera.

Y hablando de solidaridad. Son muchas las ONG y personas anónimas las que dedican gran parte de su tiempo hacia los demás.
Entre ellas, permitidme hacer mención a Payasos sin Fronteras.
Válganos de espejo. Haciendo posible, en que, cada rincón del mundo, por lejos que el mapa lo marque exista una sonrisa. En pequeños y los no tan pequeños.
Pues al final, quién no conserva aquel pequeño/a en su interior.

Si todos así hiciéramos y pusiéramos parte de lo que poseemos como personas (no todo debe ser material). No seríamos un mundo sin dificultades; algo “inevitable”, pues es el propio devenir del mismo hace hallan pequeños obstáculos.
Ahora probablemente no seríamos un mundo tan hostil y egoísta.

De ahí no me extienda mucho más, y acabe diciendo:

Ser solidario no es cuestión de tener mucho tiempo, es tener un poco de ganas en serlo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: